Las promesas electorales

Nuestra Constitución dispone que el gobierno de nuestros órganos políticos, será ejercitado por las personas elegidas por los electores, de entre las propuestas por los partidos políticos.

Y, periódicamente, procedemos a elegirlos en función de sus promesas electorales, otorgándoles un mandato representativo que les desvincula de la disciplina de sus propios partidos y que debería obligarlos a cumplir aquellas promesas.

Luego, una vez elegidos, y bajo su propia responsabilidad, incumplen los programas electorales por los que les designamos, y se amparan en su corporativismo para defraudarnos impunemente, continuando en sus puestos sin posibilidad de remoción hasta el final del mandato.

La Asociación PROTEGER ESPAÑA ha nacido con la finalidad de impedir los perjuicios que para los españoles suponen estos fraudes electorales.

Somos los españoles los que, con el dinero de los impuestos que pagamos, damos cobertura a esta deriva que, sin duda, tiene un unico proposito: el enriquecimiento personal de los políticos elegidos y su perpetuación en el poder.

La actualidad.
 

La perversión de los mandatos constitucionales nos han llevado al punto de que nos encontramos en grave riesgo de que España se trocee y reparta entre grupos políticos minoritarios, merced a la utilización torticera de los mecanismos legales.

Por otra parte, las malversaciones y apropiaciones indebidas de los fondos públicos han adquirido un carácter de habitualidad que a casi nadie sorprende ya.

Finalmente, el sistema de elección de Magistrados, Jueces, Fiscales y Abogados del Estado ha ido degradándose hasta el punto de que planea la amenaza de que, el sistema judicial, se convierta en gregario del gobierno de la nación y, con ello, perdamos los españoles nuestras, ya escasas, posibilidades de defensa frente a los incumplimientos legales de los primeros llamados a su metimiento a la ley: Los partidos políticos.

Antes de llegar a una situación dictatorial irreversible, somos los propios españoles, los especialmente interesados, en erigirnos en un freno de las actividades políticas de los dirigentes políticos, contrarias a las leyes.

Protege España y te protegerás tú

La teoría

El futuro

 

No es preciso ser adivino para vaticinar cual es el futuro de España, y de los españoles, a finales de 2023.

Desde que la Reconquista, que comenzó en Covadonga en el año 711, concluyera en 1492 con la expulsión de los árabes, y la unificación e España, muchas generaciones de nuestros antepasados, dejaron su esfuerzo y su sangre para recuperar parte de nuestra presencia territorial en el mundo.

Después vendría el periodo de engrandecimiento que llegaría a conseguir que en España "nunca se pusiera el sol", en palabras del rey Felipe II.

¿Y ahora?

Desde que, hace apenas 400 años, España comenzara a desmoronarse, y que desde hace, aproximadamente, otros 100, el territorio español se estabilizara en, casi lo que es hoy, han existido movimientos interesados en nuevas segregaciones territoriales que debilitan nuestra fortaleza y amenazan con dejar reducida España a una mínima extensión geográfica.

Nuestro sistema político se sustenta en la triple división de los poderes del Estado, que deberían frenarse y contrapesarse recíprocamente.

Y, así, el poder legislativo, único que elegimos los españoles, se ocupa de la elaboración de las normas que aplica el poder ejecutivo, que es designado por el Congreso de Diputados. Y la elección del tercero de los poderes, el judicial, que se ocupa de la interpretación y censura de las normas, debería correr a cargo del poder legislativo y del propio poder judicial pero, en la realidad actual, una subversión del mandato constitucional está consiguiendo una dominación del poder judicial por parte del ejecutivo.

Cuando esto suceda, estaremos sumidos en una dictadura.

©Derechos de autor. Todos los derechos reservados.

Domicilio Social: (28006) MADRID. Calle Serrano, 78 - 2º

CIF: G56945389

info@protegerespaña.es

Teléfono: +34 689 633 877

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor revise los detalles en la política de privacidad y acepte el servicio para ver las traducciones.